Carpintería de Aluminio Barcelona y Hospitalet de Llobregat Carpintería de Aluminio en Barcelona.
Fabricante e instalador de ventanas de aluminio, puertas, persianas, mamparas, falsos techos, rejas y mosquiteras.
Contacta por teléfono93 260 14 06
Contacta por móvil615 097 010
parrasaluminio@live.com

Noticias

Cómo planear un jardín de invierno

¿Qué se puede hacer para disfrutar del sol a pesar del frío? Para muchas personas, no hay como tener un jardín de invierno, un espacio en el que se puedan sentir los rayos tibios del sol aunque afuera sople un viento tremendo. Pero construir estos espacios es todo un desafío, sobre todo desde el punto de vista energético, ya que en verano se recalientan rápidamente y en invierno, ni bien baja el sol, suelen mantener durante muy poco tiempo la temperatura.

Si uno desea que ese espacio sea habitable, es necesario que cuente con un fundamento sólido, que tenga un aislante térmico en la parte inferior y que pueda ser ventilado o protegido de la luz, de modo de estar a la sombra en las estaciones más calurosas.

Para cumplir con los requerimientos necesarios, basta con hacer una buena diagramación y elegir los métodos y materiales adecuados. Si está bien planificado, un jardín de invierno suele consumir tanta calefacción por año como un ambiente de paredes compactas.

Lo fundamental para ese balance es la combinación del material que se utilice para los fundamentos y la parte vidriada. La mayoría opta por utilizar aluminio, tanto por su liviandad como por su firmeza. Este material permite generar un buen aislamiento. La construcción de base es responsable de un 25 por ciento del balance óptimo de temperatura, mientras que el otro 75 por ciento lo rendirá el vidrio.

En ese sentido, el estándar actual consiste en un vidrio doble de un valor U (transmitancia térmica) de entre 1,0 y 1,1 watt por metro cuadrado y kelvin. Si se aplican capas especiales, rellenos o un tercer vidrio, ese rendimiento incluso puede ser superior. Pero los especialistas advierten que el aumento en las capas vidriadas podría ir en detrimento del ingreso de luz en el ambiente. En verano, sería un alivio, pero en invierno se perdería luminosidad y calor solar.

Más allá del tipo de vidrio, es primordial pensar cómo generar sombra en ese espacio. Se pueden incorporar toldos, persianas, celosías y otros recursos que incluso pueden ser activados automáticamente. Algunos están diseñados para cerrarse cuando aumenta demasiado la radiación solar.

Fuente: ellitoral.com